20
Ene
2021
0

03 Pincelada de Meditación

PLANTAR SEMILLAS

Si plantamos una semilla necesitamos tiempo para que dé frutos, un tiempo que no depende de nuestro deseo sino del ritmo natural de la vida. De igual manera la meditación es un tiempo de siembra, pero también de poda, de abono y de riego. Y la cosecha, si es que aparece, siempre es una incógnita. Conocemos someramente la naturaleza de las intenciones que plantamos pero poco del suelo psíquico donde enraízan. Surgen, de tanto en tanto, frutos dulces y amargos pero de ambos podemos aprender para embellecer nuestro jardín interior.

Om shanti.
Julián Peragón

También te puede interesar

RETIRO DE MEDITACIÓN, SILENCIO Y NATURA
Meditación: Oración 7 niveles
RETIRO DE MEDITACIÓN, SILENCIO Y NATURALEZA
Meditación en lo esencial

Deja un comentario