14
Abr
2020
0

Meditación del Om

MEDITACIÓN DEL OM por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
En el mundo cuántico todo es pulsión y vibración y hasta la piedra más tosca se está moviendo internamente a la velocidad de la luz. En la tradición hindú, desde los mismos Vedas, se considera que el universo está sostenido por una vibración esencial contenida en el mantra sagrado Om. Y es a través de la repetición verbal o mental de esta sílaba que podemos entrar en comunión con lo Absoluto.
Se dice que meditar en el Om nos puede ayudar en nuestra liberación espiritual pues Om se puede representar también mediante tres letras AUM que representan los estados de conciencia donde la A es el estado de vigilia, la U el estado de ensueño y la M el estado de sueño profundo. Es la vibración que queda en su repetición que nos acerca al cuarto estado, llamado estado de turiya, que es el estado de plena consciencia, de no dualidad que sostiene toda experiencia.

TÉCNICA
Puedes repetir el Om cantado o susurrado pero también, de forma muy poderosa, puedes repetirlo mentalmente. Si lo deseas puedes ponerte un audio del mantra Om de los innumerables que hay en internet como soporte para el canto o la simplemente la audición. Al repetirlo pon la intención en la entrega y en la fusión con lo Absoluto que nos contiene. Recuerda que el Om es como un puente que nos lleva de esta orilla de dualidad e insatisfacción a la otra de no dualidad y plenitud.

MEDITACIÓN

(Tres campanadas)

Una vez sentado en una posición cómoda, haz un gesto de respeto a la práctica que realizas hasta quedarte en una posición estable, de enraizamiento y a la vez de proyección.

La sensibilidad de todo tu cuerpo te acerca a la presencia a través de las sensaciones, las cuales no persigues ni rechazas.

Déjate respirar invitando a tu respiración a la profundidad pero sin esfuerzo.

(Una campanada)

Siente en lo más profundo de tu cuerpo esa vibración sutil que sostiene la vida. Imagina que esa vibración en forma sonora es el mantra Om. El espíritu en la base de la creación.

A continuación inspiras con profundidad y al espirar cantas el Om expresando la O en el vientre y dejando que esa O vaya ascendiendo por el pecho y se convierta en una M que atraviesa toda la cabeza y se eleva más allá del cráneo.

Observa al final del Om, mientras estás en vacío respiratorio el estado de calma mental.

Sigues repitiendo el Om haciendo alguna respiración intermedia si lo necesitas.

(Una campanada)

Pasas a una fase más sutil donde sólo susurras el mantra. Más pendiente de la vibración que de la vocalización. Dejas que el susurro te ayude a interiorizarte como si lo repitieras para tu interior.

(Una campanada)

En la siguiente fase sólo repites el mantra Om de forma mental, completamente en silencio pero con todo el poder de tu mente. Y en esa repetición siente que la vibración de tu Ser se expande de forma infinita, sin límites.

(Una campanada)

Ahora te quedas en silencio, sin repetición mental. Volviendo a escuchar la vibración esencial de tu cuerpo y de tu mente. Con plena sensibilidad y calma mental.

(Una campanada)

Somos una vibración que penetra toda la existencia. Somos la conciencia que sostiene toda experiencia. Somos una chispa del fuego del espíritu.

Manténte en silencio hasta el fin de tu meditación. Para finalizar haz una inspiración profunda, un saludo de agradecimiento y los estiramientos básicos para compensar la postura meditativa.

Gracias por compartir este espacio de meditación. Om Shanti.

Ilustración: Eva Veleta

También te puede interesar

LISTADO MEDITACIONES SÍNTESIS
Meditando en la CIUDAD
Meditación sobre el AGRADECIMIENTO
Meditación SO HAM

Deja un comentario