MEDITACIÓN SÍNTESIS
7 ETAPAS PARA UNA MEDITACIÓN INTELIGENTE
MEDITACIÓN SÍNTESIS
COMPRAR

YOGA PARA MEDITAR

+ info
YOGA SÍNTESIS
ESCUELA DE INSTRUCTOR DE YOGA
www.yogasintesis.com
22
Abr
2020
1

Meditación de la PERLA

Meditación de la PERLA por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
En el fondo del océano, en medio de las entrañas de una ostra, encontramos una perla. A la luz del día nos parece preciosa, redonda y brillante, extraordinaria y delicada. Las perlas nos recuerdan que hay pequeños tesoros escondidos en nuestro interior y que hay que bucear a brazo partido si queremos encontrarlas.
Pero a menudo nos olvidamos que esa preciosidad de nácar esconde en su interior un grano de arena que, en su momento, fue irritante y molesto. Lamiendo y lamiendo dicha extrañeza, la ostra convierte lo rudo en algo delicado, y transforma lo irregular en belleza esférica.
El grano de arena es cualquier situación que ofrece resistencia a nuestro deseo, toda circunstancia que nos saca de nuestro confort y aquellos pormenores que nos hacen sufrir. La sabiduría en nosotros sobreviene cuando convertimos las situaciones difíciles en oportunidades de crecimiento interior. Por eso, las almas más bellas también esconden en su interior batallas ganadas a los imponderables de la vida.

Seguir leyendo

21
Abr
2020
0

Meditación de las Claves Encadenadas

  • MEDITACIÓN de las CLAVES ENCADENADAS por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

EXPLICACIÓN PREVIA:
La meditación nos asoma a la comprensión de que somos una unidad dentro de una variedad de registros de vida. Somos cuerpo pero también energía, emoción y sentimiento, pensamiento e intuición. Somos como el rayo de luz que se difracta en un arcoíris pero que conserva en su interior la misma luz blanca. En esencia, somos la luz de la consciencia que sostiene todas y cada una de nuestras vivencias interiores.
Cuando meditamos vamos ascendiendo por esa escalera cromática que va desde lo más denso, el cuerpo, a lo más sutil, el espíritu. Y a la vez, aquí está la clave, vamos integrando los diferentes niveles sin perder la unidad original. Cada peldaño es la base del siguiente y simultáneamente la integración del anterior. Buscamos, en definitiva, una armonía de conjunto que nos abra a la plenitud interior.

Seguir leyendo

20
Abr
2020
1

Meditación del Bîja Mantra

MEDITACIÓN DEL BIJA MANTRA por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

MEDITACIÓN:

 

CANCIÓN:

 

 

EXPLICACION PREVIA:
Ya estamos familiarizados con los chakras. Son centros de energía que recorren nuestra columna vertebral pero también son puertas de interconexión entre diferentes dimensiones del ser humano. Cada centro puede tener una representación geométrica, un color, un elemento, una deidad, un animal simbólico, etcétera pero también una vibración esencial. A través de esa vibración sonora podemos penetrar en el chakra y despertar su potencialidad. Cada bija mantra es una semilla muy poderosa que al cantarlo resuena en el interior del centro energético al igual que una cuerda de un instrumento musical vibra por simpatía con otra. Y además todos los centros están conectados entre sí.

Seguir leyendo

19
Abr
2020
0

Meditación Manos con Flores

MEDITACIÓN MANOS con FLORES por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Las mudrâs son gestos simbólicos que podemos hacer con las manos y que se convierten en soportes imprescindibles en nuestras meditaciones por su conexión directa con nuestro cerebro. Recordemos que la gestualidad es el primer lenguaje del ser humano y que los símbolos son codificaciones creativas para penetrar en nuestra psique y plantar una semilla de consciencia.

TÉCNICA:
Esto es lo que hace Pushpaputa mudrâ, colocando las manos abiertas en el regazo en forma de cuenco. Idealmente sostenemos flores o pétalos encima de las manos pero también podemos hacer la meditación imaginando las flores que nos gustan.
Déjate preparado a tu lado en un cuenco las flores o pétalos para la meditación.

Seguir leyendo

16
Abr
2020
0

Meditación de la INSEPARABILIDAD

MEDITACIÓN de la INSEPARABILIDAD por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

EXPLICACIÓN PREVIA:
Esta es una meditación ESPECIAL que no requiere seguir ninguna técnica. En la tradición del Yoga hablamos de svâdhyâya que es el estudio de sí mismo y estas meditaciones nos ayudan a indagar en la realidad de la que formamos parte. No se trata de hacer una interpretación intelectual de la misma sino de dejarse sentir y colocarse en otra posición, menos habitual, para ganar perspectiva y ampliar nuestro horizonte vital.

MEDITACIÓN

(Tres campanadas)

Adopta una postura cómoda y amable que te permita mantenerla largo tiempo sin incomodidad. Al entrar con ella en tu templo interior haces un gesto de respeto ya sea con las manos juntas o inclinando la cabeza para transitar hacia tu interioridad. Recuerda que la posición de las manos en una mudrâ, la posición de la lengua relajada o contra el paladar y la mirada entreabierta o simplemente con los ojos cerrados, te ayudan a dominar tu inquietud y ansiedad.
Bajar a las sensaciones corporales y prestar atención a la respiración sin controlarla pero invitándola a la profundidad te sumerge más fácilmente en la presencia.
Ahora estás unos minutos centrándote en ti mismo, en ti misma hasta que empiece el texto sobre la INSEPARABILIDAD. Después sólo habrá silencio, salpicado periódicamente por el sonido del cuenco que te ayudará a volver al presente si te has evadido, a frenar el parloteo mental o quizá a salir del sopor o el aburrimiento si han aparecido.

(Campanada)

Seguir leyendo

15
Abr
2020
0

Meditación de las 3 Gravedades

MEDITACIÓN de las 3 GRAVEDADES por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Ya sabemos que la meditación es un estado y que podemos meditar paseando, comiendo o fregando los platos. Cuando adoptamos una postura para meditar buscamos, además, las mejores condiciones para concentrarnos y estar tranquilos, pero en principio podemos meditar en cualquier postura. La postura que genera menos tensión es, evidentemente, la postura tumbada pero aparece el riesgo, si la hacemos mucho tiempo, de dormirnos. La postura de pie es mucho más dinámica y nos mantiene totalmente alertas pero tiene el inconveniente de la inestabilidad porque la base de apoyo es pequeña. A medio camino, tenemos la postura sentada que acoge los elementos de ambos, estabilidad por un lado, y verticalidad, por otro.
Combinar estas tres gravedades en una sola meditación tiene sus ventajas. Podemos empezar de pie para fortalecer nuestro cuerpo y despertar nuestra mente y a continuación sentarnos largo rato para hacer nuestra meditación habitual. Por último, nos conviene tumbarnos para descansar los segmentos del cuerpo agotados y para integrar todo lo que se ha despertado en las posturas anteriores.

Para preparar la postura ponte de pie y estira tus brazos a la vertical descomprimiendo toda la columna. Abre el pecho a continuación llevando los brazos hacia atrás y flexiona el cuerpo dejando caer la cabeza y toda la columna vértebra a vértebra hasta que las manos se acerquen al suelo. Recupera la verticalidad lentamente.

MEDITACIÓN

(Tres campanadas)

Lleva las manos al pecho haciendo un saludo de respeto y confianza a tu propia práctica.

MEDITACIÓN DE PIE
Los pies descalzos y paralelos sobre el suelo. Las rodillas sin rigidez y alineadas con las caderas y los tobillos. La pelvis en una posición neutra equilibrando el tono abdominal del bajo vientre y la curvatura natural de las lumbares. El pecho abierto permitiendo la expansión del diafragma. Los hombros relajados y recolocados en su eje de gravedad. Las manos abiertas y sensibles. La cabeza proyectada sin rectificar las cervicales. La mandíbula relajada. La lengua contra el paladar. La franja ocular sin tensión. La mirada panorámica y la respiración completa, profunda y sutil, sin esfuerzo.

Siente los pies profundamente enraizados en el suelo como si tuvieran raíces. Formas parte de la tierra que te sostiene y te nutre.

Mantén las piernas activas y siente cómo te sostienen y aseguran tu autonomía vital. Alrededor está tu espacio personal que te arropa y que nadie puede invadirlo sin tu permiso.

Percibes tu cuerpo sensible y a la vez alineado con el eje vertical. Tu cabeza se proyecta fruto de una aspiración sincera al conocimiento de lo que eres.

Siente la calma profunda que ahuyenta todo miedo. Permanece en quietud.

(Una campanada)

MEDITACIÓN SENTADOS
Puedes sentarte sobre un cojín, taburete o silla. Asegúrate de que los isquiones están apoyados con seguridad sobre el cojín y que las rodilla se apoyen con seguridad en el suelo formando un triángulo estable. La pelvis está en ligera anteversión para proyectar la columna. El pecho abierto y dulce. Los hombros relajados. Las manos en una mudrâ o apoyadas en el regazo. La proyección de la cabeza. Los ojos cerrados o semiabiertos y la sonrisa interior como gesto de no esfuerzo.

Estás sentado de forma estable con total inmovilidad.

Tu cuerpo sensible abre un templo para acoger tu concentración.

Tu respiración calma tu mente y te acerca al silencio interior.

Desde ese silencio observa lo que te habita, sin juzgarlo.

Sin identificarte con todo lo que está condicionado en ti, vislumbras con asombro lo que eres.

Eres la luz de la consciencia que todo lo ilumina.

(Una campanada)

MEDITACIÓN TUMBADA
Te tumbas boca arriba con un pequeño cojín debajo de la cabeza. Las piernas dobladas con los pies separados y las rodillas juntas, de tal manera que la zona lumbar pueda apoyarse relajadamente en el suelo. Las manos apoyadas dulcemente en el plexo solar para sentir el movimiento diafragmático, o también en el centro del pecho. El rostro totalmente relajado con los ojos cerrados. En el caso que haya somnolencia, los antebrazos pueden levantarse del suelo pues en el caso de dormirse caerían llevándote nuevamente a la atención consciente.

Siente que entras en profunda calma. Y que abandonas todas las tensiones en el abrazo reparador de la tierra.

Esa luz de la consciencia que has despertado desciende hasta las mismas células de tu cuerpo en una sensación de bienestar y vitalidad.

Comprendes que la vida que atraviesa tu cuerpo es sagrada. Tú eres el cuidador, la cuidadora de ese equilibrio delicado que se da en el vivir.

(Una campanada)

Mantén tu silencio hasta el final de la meditación. Haz una respiración profunda, un saludo y unos estiramientos. Incorpórate con lentitud y con plena atención.

Gracias por compartir estas meditaciones. Om Shanti

Photo by Magic Bowls on Unsplash

14
Abr
2020
0

Meditación del Om

MEDITACIÓN DEL OM por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
En el mundo cuántico todo es pulsión y vibración y hasta la piedra más tosca se está moviendo internamente a la velocidad de la luz. En la tradición hindú, desde los mismos Vedas, se considera que el universo está sostenido por una vibración esencial contenida en el mantra sagrado Om. Y es a través de la repetición verbal o mental de esta sílaba que podemos entrar en comunión con lo Absoluto.
Se dice que meditar en el Om nos puede ayudar en nuestra liberación espiritual pues Om se puede representar también mediante tres letras AUM que representan los estados de conciencia donde la A es el estado de vigilia, la U el estado de ensueño y la M el estado de sueño profundo. Es la vibración que queda en su repetición que nos acerca al cuarto estado, llamado estado de turiya, que es el estado de plena consciencia, de no dualidad que sostiene toda experiencia.

TÉCNICA
Puedes repetir el Om cantado o susurrado pero también, de forma muy poderosa, puedes repetirlo mentalmente. Si lo deseas puedes ponerte un audio del mantra Om de los innumerables que hay en internet como soporte para el canto o la simplemente la audición. Al repetirlo pon la intención en la entrega y en la fusión con lo Absoluto que nos contiene. Recuerda que el Om es como un puente que nos lleva de esta orilla de dualidad e insatisfacción a la otra de no dualidad y plenitud.

Seguir leyendo

13
Abr
2020
0

Meditación del Sonido

MEDITACIÓN SOBRE EL SONIDO por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

EXPLICACIÓN PREVIA
Los sentidos que tenemos son puertas maravillosas para percibir la realidad que nos envuelve. A menudo están tan embotados que lo que nos llega de fuera (y de dentro) está tan empobrecido y distorsionado que no vemos la luminosidad de todo lo que existe. De ahí la importancia de hacer una sensibilización sensorial, prestar atención consciente a las formas, olores, sonidos, texturas y sabores porque detrás de los sentidos está la presencia del espíritu.
Los sentidos son caminos que nos llevan hacia fuera pero también permiten el camino inverso, la interiorización. Especialmente la conexión con los sonidos. El sonido es una de las vibraciones más sutiles que existen y podemos utilizarlo para entrar en lo más sutil que nos habita.

Prepara tu cuerpo para la meditación con ligeros estiramientos. Y siéntate con la mayor estabilidad posible buscando el impulso suave a la verticalidad.

Seguir leyendo