12
May
2020
0

Meditación SO HAM

MEDITACIÓN SO HAM por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
El mantra es uno de los soportes meditativos más poderosos. La repetición sonora o mental hace un cortocircuito en el parloteo mental para llevarnos a la calma profunda. Además, la misma vibración sutil de las fórmulas sagradas contenidas en los mantras y el significado de los mismos hacen de recordatorio esencial en nuestro camino espiritual y de invocación a algo más profundo que nos contiene.
SO HAM es el mantra silencioso que asociamos con el ritmo respiratorio y que se adapta perfectamente con él.
En sánscrito, Aham significa “Yo Soy”, y Sah, Eso o Aquello, haciendo referencia a lo Absoluto, al Brahman o la Divinidad. Cuando Ham Sah se repite ininterrumpidamente se produce una ligazón a través de la M que lo convierte en So Ham. Por otro lado, convertir Yo Soy Eso (el Absoluto), en Eso soy Yo, cambia el acento y el Yo se coloca en una posición más humilde, donde la conciencia universal está en primer lugar.
El mantra viene a reconocer que nuestro Atman, Yo profundo, Ser, o como queramos llamarlo es una chispa de la misma naturaleza que ese Absoluto al que sólo podemos señalar y nunca definir porque está por encima de cualquier comprensión mental.

MEDITACIÓN:
Estira tu cuerpo de forma armónica para preparar la postura meditativa.

(Tres campanadas)

Una vez estés sentado haz un saludo de entrada hacia tu propio interior.

Estabiliza la postura y busca solidez por un lado y verticalidad por otro.

Recorre tu cuerpo para sensibilizarlo y atiende a las zonas doloridas o bloqueadas con una actitud relajada y amorosa.

Toma conciencia de la respiración y permite que suceda sin controlarla. Déjate fluir con el ritmo respiratorio ganando atención consciente.

Repliega los sentidos y céntrate en tu mundo interior. Entra en contacto con tu intimidad. Reconoce lo que sucede dentro tuyo.

(Una campanada)

Ahora, enfocas tu espacio mental. Y observa si tu mente está agitada o tranquila, confusa o clara.
No luches contra los pensamientos, observa el espacio vacío que hay entre pensamiento y pensamiento.

Introduce, ahora, la capacidad evocativa del mantra.
Al inspirar repites mentalmente SO, y al espirar mentalmente HAM (jam). De tal manera que el mantra mantendrá una regulación en tu respiración.

SO HAM, SO HAM, SO HAM, en cada respiración sin dejar ninguna posibilidad para que se arme el circunloquio de tu pensamiento.

SO HAM para abrir ese espacio claro y sereno de tu Ser.

SO HAM para recordar que somos espíritu y que más allá de la mente, no estamos condicionados.

Respira Luz, Paz, Libertad, Plenitud, Dicha…

SO HAM vibrando en todo tu Ser, hasta que se haga el silencio interno, entonces abandona el mantra, siente su vibración.

(Una campanada)

(Es importante recordar que venimos de la Fuente y que somos la misma Fuente)

Mantente en silencio hasta el final de tu meditación. Al finalizar haz tu pequeño protocolo de saludos y estiramientos.

Gracias por compartir estas meditaciones. Om Shanti.

Photo by Mariam Soliman on Unsplash

También te puede interesar

LISTADO MEDITACIONES SÍNTESIS
Meditando en la CIUDAD
Meditación sobre el AGRADECIMIENTO
Meditación de las PIEDRAS

Deja un comentario