MEDITACIÓN SÍNTESIS
7 ETAPAS PARA UNA MEDITACIÓN INTELIGENTE
MEDITACIÓN SÍNTESIS
COMPRAR

YOGA PARA MEDITAR

+ info
YOGA SÍNTESIS
ESCUELA DE INSTRUCTOR DE YOGA
www.yogasintesis.com
7
Abr
2020
0

Meditación del Silencio

MEDITACIÓN del SILENCIO por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Si no hubiera silencio, las palabras rebotarían unas sobre otras produciendo una cacofonía. Sin el silencio mental nuestra lengua nos volvería locos. El silencio es necesario para nuestro equilibro interno pero no basta con cerrar la boca, hay que apagar también el mecanismo defensivo de los juicios acerca de cómo son o cómo deberían ser las cosas y las personas.
La meditación nos echa un cable para aprender el arte de quedarse en silencio. Bastaría, en principio, la no identificación con los pensamientos que inevitablemente surgen en nuestra mente, pero hay un atajo más directo, el asombro inocente ante la existencia. Quedarse boquiabierto cuando uno descubre la inteligencia profunda que esconde cualquier atisbo de vida y la gran interrelación de todo lo que es.

MEDITACIÓN

Aprende a sentarte de una forma estable escuchando la sabiduría de tu cuerpo, quitando el esfuerzo innecesario y buscando la alineación grácil con la gravedad.

Seguir leyendo

5
Abr
2020
0

Meditación sobre la Muerte

MEDITACIÓN sobre la MUERTE por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Esta es una meditación muy intensa y se recomienda que, si no estás en un momento fuerte emocionalmente, la dejes para otro momento. La meditación sobre la MUERTE nos aboca a la gran certeza de nuestra mortalidad precisamente para valorar y celebrar la vida. No es una meditación que tenga una técnica en concreto, es una meditación especial con fuerte contenido filosófico para indagar, aunque no de forma intelectual, sobre el significado de la muerte.
Después del texto introductorio, habrá silencio, salpicado por campanadas periódicas, hasta el final de la meditación.

MEDITACIÓN

(Tres campanadas)

Siéntate en una posición cómoda que sea estable y que permita una verticalidad sin esfuerzo.
Céntrate en las sensaciones físicas de tu cuerpo para poder soltar los restos de tensión articular y muscular.
Atiende a tu respiración de una forma amable e invítala a expandirse. Traspasa la dispersión con el ritmo respiratorio que tiende a la profundidad y a la sutilidad.
Busca tu centro de vivencia interior y permanece en quietud. Sin luchar con los pensamientos déjalos que se vayan apagando, sólo mantén una atención abierta y relajada.

Seguir leyendo

5
Abr
2020
0

Meditación de la Ola

MEDITACIÓN de la OLA por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Podemos notar en el vientre donde sucede principalmente la respiración. Es el diafragma que está en la frontera entre pecho y abdomen, el que se desplaza hacia abajo y hacia los lados para iniciar la inspiración. La respiración es el primer alimento, la fuente de energía que nutre todas nuestras células. Y esta respiración que está en la base de lo que somos se parece a una OLA que va y viene pues nos recuerda el ritmo de nuestro aliento.
La ola nos sugiere que está anclada al océano de tal manera que es indisociable. Ola y océano solo son un cambio de forma, una ilusión. La ola no es nada sin la inmensidad del océano. Asimismo el ego se sueña estable e independiente aunque no se da cuenta que apenas es un barquito en el océano de la inmensidad del Ser. Pura ilusión de separatividad, soberbia engrandecida por los mismos deseos, pero en el fondo, nada consistente.

TÉCNICA:
Mudrâ: Si la mano izquierda (mirando hacia arriba) pudiera representar esa infinitud del océano (en este caso, del Ser), la mano derecha estaría encima de la izquierda proyectando los dedos hacia las alturas tal como una ola es empujada por el fuerte viento.
Podemos mantener el gesto simbólico con las manos durante la primera parte de la meditación. Cuando aparece el cansancio es aconsejable descansar las manos en las piernas o el regazo de la postura.

MEDITACIÓN

Tomamos asiento y estabilizamos la postura con enraizamiento y verticalidad.

Seguir leyendo

3
Abr
2020
0

Meditación en la MIRADA

MEDITACIÓN en la MIRADA por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Todos sabemos que el ojo puede verlo todo menos a sí mismo, a menos que utilicemos un espejo. Eso mismo le pasa al Ser, es consciente de toda experiencia que vive pero no puede percibirse directamente puesto que no es un objeto, físico o mental, sino puro sujeto. Por ejemplo, cuando percibimos la flor, captamos formas, colores y olores. Cierto, pero hay algo en la flor que no es de este mundo, hay una presencia, una armonía de conjunto, una belleza más allá de lo físico que está sustentada por el mismo Ser que la percibe. Nunca estamos separados cuando estamos en la presencia.
La meditación de la MIRADA tiene que ver con un sutil discernimiento entre el objeto y el sujeto que somos. Es una meditación intensa que se debe realizar en pareja, o en su ausencia, con un espejo donde poderse ver nítidamente el rostro.

MEDITACIÓN:

Siéntate con la persona que vas a hacer el ejercicio frente a frente a una distancia aproximada de un metro. Aseguraros que la posición es cómoda y estable. Es conveniente que estéis a la misma altura, los dos en un cojín o los dos en una silla. Y es imprescindible que la sala o habitación donde hacéis la meditación esté suficientemente iluminada.

Seguir leyendo

2
Abr
2020
1

Meditación en el Ahora

MEDITACIÓN EN EL AHORA por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Esta es una meditación ESPECIAL que no requiere seguir ninguna técnica. Está basada en la capacidad que tenemos como seres humanos de indagar en un aspecto de la realidad hasta sacar agua clara. Sin embargo, no se trata de pensar acerca del escrito introductorio sino de dejarse sentir cómo aflora en nosotros contenidos alternativos que buscan un nuevo orden o una nueva visión. Sin la necesidad de repensarlo, lo único que podemos hacer es acompañar ese impacto emocional o cognitivo con nuestra respiración consciente y permitir que la meditación reajuste vitalmente nuestra actitud de vida.

MEDITACIÓN

(Tres campanadas)

Adopta una postura cómoda y amable que te permita mantenerla largo tiempo sin incomodidad. Al entrar con ella en tu templo interior haces un gesto de respeto ya sea con las manos juntas o inclinando la cabeza para transitar hacia tu interioridad. Recuerda que la posición de las manos en una mudrâ, la posición de la lengua relajada o contra el paladar y la mirada entreabierta o simplemente con los ojos cerrados, te ayudan a dominar tu inquietud y ansiedad.
Bajar a las sensaciones corporales y prestar atención a la respiración sin controlarla pero invitándola a la profundidad te sumerge más fácilmente en la presencia.
Ahora estás unos minutos centrándote en ti mismo, en ti misma hasta que empiece el texto sobre el AHORA. Después sólo habrá silencio, salpicado periódicamente por el sonido del cuenco que te ayudará a volver al presente si te has evadido, a frenar el parloteo mental o quizá a salir del sopor o el aburrimiento si han aparecido.

Seguir leyendo

1
Abr
2020
0

Meditación en la llama de una vela

MEDITACIÓN EN LA LLAMA DE UNA VELA por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA
Tratak es un ejercicio de concentración que se puede realizar ante la llama de una vela, delante un punto en la pared, o bien mirando salida del sol, entre muchos otros soportes. De hecho es un ejercicio que facilita la calma de la mente para entrar en meditación.
Otro de los objetivos tiene que ver con la gimnasia ocular ya que con el ejercicio enfocamos y trabajamos la musculatura más débil. Pero también relajamos profundamente la franja ocular cuando cerramos los ojos. La mirada se vuelve más brillante y penetrante.

TÉCNICA
La técnica es bien sencilla. Colocamos la vela a una distancia de unos 50 centímetros procurando que la llama quede aproximadamente a la altura de la cabeza para que no tengamos que inclinar el cuello creando tensión innecesariamente.
Se trata de mirar fijamente la llama de la vela evitando el reflejo parpebral. Al poco tiempo los ojos se humedecen y escuecen, y es momento de cerrar los ojos para descansarlos. Hay que mantenerlos cerrados tanto tiempo como han estado abiertos.
Lógicamente nos colocamos en un espacio en penumbra donde no haya una corriente de aire que mueva excesivamente la llama de la vela.

Seguir leyendo

31
Mar
2020
1

Yoga para la Meditación

Hace ya bastante tiempo que el Yoga, en nuestras latitudes, se ha divulgado como práctica física, a través de âsana con espacios de relajación que daba respuesta a una sociedad instalada en el confort y que padecía de sedentarismo. Dimos la bienvenida a las clases regulares de Yoga porque reforzaban nuestra salud cultivando la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio, la coordinación y, por supuesto, el drenaje de tensiones físicas. Sin embargo, en las últimas décadas nuestro estilo de vida se ha visto sacudido por una presión en aumento, tanto en el lugar de trabajo, en la complejidad de nuestras familias y en el acceso a las redes sociales cada vez más absorbente. El fruto no ha tardado en aparecer: una mente agitada y un estrés galopante. Habría que añadir que son tiempos difíciles: crisis económica, política, ecológica y de valores. No es de extrañar que el individuo claudique bajo el peso de tanta presión, desánimo y confusión.

Afortunadamente el Yoga tiene mucho que aportar no solo como método corporal y energético, sino como disciplina de la mente y el alma. Basta con recorrer el esquema óctuple que Patañjali describe en los Yoga sûtras para entender que el punto de partida de esta ciencia es un cuerpo ético (yama) y un compromiso personal con una disciplina interna (niyama) desde donde ascender peldaño a peldaño a través de âsana (actitud en la postura), prânâyâma (expansión de la energía vital a través de la respiración), pratyâhâra (repliegue de los sentidos), dhârana (concentración), dhyâna (meditación) hasta llegar a samâdhi (absorción) como fruto de un largo proceso de interiorización. Salta a la vista el enfoque holístico del Yoga desde los primeros siglos de nuestra era común. Por eso, cuesta entender a veces el reduccionismo que ha sufrido la divulgación del Yoga aunque, siendo optimista creo que podemos observar un avance y una maduración en las propuestas en los centros de Yoga, no solo en una técnica más depurada y respetuosa con el cuerpo, sino, también unas propuestas más sutiles donde se crean espacios de silencio.

Seguir leyendo

31
Mar
2020
0

Meditación en el Testigo

MEDITACIÓN EN EL TESTIGO por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Al núcleo de nuestro yo se le ha llamado Sí Mismo, Self, Yo profundo, Vidente y Alma, entre otros. Pero también le podemos llamar el Testigo. Testigo en cuanto que atestigua lo que experimentamos y tiene la capacidad de contemplar los actos de forma global. Este centro de Uno Mismo tiene en su seno la Visión, la capacidad de remontarse sobre lo circunstancial, anecdótico o inmediato que vivimos y ver, como hace el águila desde la altura, el decurso de nuestra vida. Más allá de lo racional, el Testigo desempolva la capacidad luminosa de la mente y a través de la intuición expresa la habilidad de ver en profundidad.

MEDITACIÓN

Prepara tu espacio de meditación con sencillez y armonía. A veces un pequeño altar con un incienso, una vela, una flor o un cuarzo, pueden situarte delante de lo esencial.

Prepara también tu cuerpo. Estiramientos, flexiones, apertura de la cintura pélvica y desbloqueo del diafragma te ayudarán a estar con más comodidad y estabilidad en la postura meditativa.

(Tres campanadas)

Seguir leyendo

30
Mar
2020
0

Meditación del Abrazo

MEDITACIÓN DEL ABRAZO por Julián Peragón de la Escuela Yoga Síntesis

 

 

EXPLICACIÓN PREVIA:
Entramos habitualmente en la meditación con una cierta agitación fruto de las actividades previas que hemos hecho o simplemente de la presión emocional a la que estamos sometidos. La práctica de posturas (âsanas) y de ejercicios de respiración (prânâyâma) logran mejorar este punto de partida eliminando tensión y ansiedad.

La meditación del ABRAZO resuelve estas dos prácticas si no las hemos hecho previamente. Moviliza especialmente la cintura escapular y la caja torácica e introduce una respiración cada vez más profunda.

La técnica es muy sencilla. Primeramente mantendremos las manos en el pecho, una encima de la otra en quietud. En una segunda fase, abriremos los brazos al inspirar y los cerraremos al espirar volviendo a la misma posición de brazos. Es importante que las cuatro fases de la respiración estén presentes. Cada uno según su capacidad pero dando espacio a la retención en lleno y también a la retención en vacío. Por último dejaremos caer las manos en el regazo para descansar los brazos y seguiremos la meditación en silencio.

Seguir leyendo